NOSOTROS

La Radio Silveria Stereo es parte de la Misión Evangélica Bilingüe “La Gracia de Dios Celestial”, estamos ubicados en la comunidad La Silveria, cantón Alausí, provincia de Chimborazo del pueblo Tiquizambi, para nosotros es un honor anunciar el evangelio de Jesucristo y nutrir a cada uno de ustedes la sana doctrina bíblica.

Para todos quienes hacemos la radio, es una alegría y un gozo poder acompañar las 24 horas en señal abierta y en diferentes plataformas digitales, siendo una pequeña ventana a través de la cual usted puede asomarse y mirar la brillante luz de la enseñanza bíblica, el Amor y la bondad de Dios que tiene para con nosotros.

Agradecemos profundamente por su preferencia, nuestro objetivo primordial es de exaltar a nuestro Señor Jesucristo, difundir el evangelio a todas las naciones llevando sanos valores de amor fraternal para todos los oyentes de diferentes edades, etnias y orígenes, somos una emisora joven con principios y valores cristianos sin fines de lucro que cuenta con el apoyo de Dios, de las iglesias y de los hermanos que día a día están en nuestra sintonía.

Te invitamos a seguir escuchando día a día las alabanzas, reflexiones y mensajes o predicas de la Palabra de Dios por esta emisora, además seguir las plataformas digitales, de tal forma levantes tu alma y enriquezcas tu espíritu, y esperamos su benevolencia a nuestro ministerio radial.

Quienes somos

Radio Silveria Stereo – Una semilla de bendición, somos un medio de comunicación Kichwa del pueblo Tiquizambi, que seguimos día tras día fortaleciendo nuestra identidad cultural, sobre todo anunciamos el evangelio de Jesucristo a todas las naciones.

MISIÓN

Sembrar el desarrollo integral de cada miembro, fortaleciéndolos en principios y valores familiares, y motivándolos a proyectarse hacia la comunidad a través de programas de apoyo que fomenten la creación de un ambiente saludable y una mejor calidad de vida para las familias.

VISIÓN

Llegar a promover los principios bíblicos, disciplinas espirituales, el compañerismo y la sensibilidad por las necesidades de la familia y la sociedad, animándolos a tener un comprometido liderazgo y así cumplir con la gran comisión de hacer discípulos de Cristo.